keyboard_arrow_up

¿Qué hacer cuando se es víctima de un fraude laboral?

La picaresca ha existido toda la vida pero, tal vez por la influencia de la crisis, en los últimos años se ha visto como los casos de fraude laboral y empresarial han ido aumentando y comenzando a ser una parte importante de los trabajos demandados a los detectives privados en Mallorca por parte de las empresas.

Casos como bajas ficticias o competencia desleal se han ido extendiendo entre las empresas y ya afectan de manera importante a sus cuentas de resultados. Y no es algo que ocurra tan solo en las altas esferas empresariales, sino que este problema está presente en todo tipo de empresas, desde microempresas con pocos trabajadores hasta importantes multinacionales. Todas pueden tener manzanas podridas en sus plantillas. 

Entre los fraudes más habituales, o que al menos han aumentado más con la crisis, están las bajas ficticias. Se dan casos de personas con un alto absentismo laboral injustificado que, incluso, suelen recurrir a las bajas de manera reiterada ya sea para aprovecharse de la situación para alargar el periodo de descanso o para utilizar ese tiempo para trabajar en negro o en otros negocios personales. En nuestros servicios como detectives privados contamos con uno concretamente especializado en investigar bajas injustificadas en Mallorca, con resultados muy a menudo sorprendentes.

La investigación privada de robos dentro de las propias empresas también se han incrementado, ya que los hurtos detectados son más numerosos, tanto de productos físicos como de información y secretos corporativos que son filtrados a la competencia. Estos robos –generalmente de carácter informático- pueden suponer un serio riesgo para las empresas ya que el traspaso de información puede crear agujeros importantes en las cuentas empresariales. Por ello, es más que aconsejable utilizar los servicios de detectives informáticos para atajar cuanto antes estas problemáticas.   

Estos son ejemplos de casos de competencia desleal que pueden darse dentro de la empresa, los cuales pueden adquirir muchas formas: desde la filtración de información a la competencia por parte de trabajadores de cualquier nivel hasta, incluso, la creación de empresas paralelas por parte de directivos a las que traspasan clientes o datos. 

En Detectib, aconsejamos que cuando una empresa comienza a desconfiar de la fidelidad de sus empleados o percibe errores reiterados y no justificados lo mejor que puede hacer es contactar con su equipo de detectives laborales de referencia para abrir una investigación al respecto, de manera discreta y fiable.

Además, es importante saber que las únicas pruebas que podrán ser validadas por un juez serán las aportadas por un detective con licencia reconocida por el Ministerio de Interior. De este modo, las pruebas que pudieran recopilar las propias empresas de manera interna no tienen validez en un proceso judicial porque no existen garantías de que hayan sido obtenidas dentro de la legalidad.

Detectib ofrece sus servicios de investigación privada en Mallorcapara llevar a cabo pesquisas profesionales para destapar todo este tipo de fraudes laborales y empresariales.