keyboard_arrow_up

Tenerife, una isla de hoteles singulares

Tenerife es una isla llena de encantos, perfecta para los amantes del mar, los aficionados al turismo activo y los locos de la buena gastronomía. Es ecléctica y cosmopolita y, como tal, presume de ofrecer una propuesta diferente para cada tipo de viajero, un plan con el que siempre poder conectar. En esa línea, Tenerife es también una isla de hoteles singulares, en la que encontrar un alojamiento realmente único es tan sencillo como seguir leyendo.

Como gran centro turístico del archipiélago canario, conocida en todo el mundo por susespectaculares carnavales –dignos incluso de mirar a los ojos a los de Río de Janeiro-, Tenerife cuenta con una de las plantas hoteleras más completas de España: solo contando los hoteles de 4 y 5 estrellas en Tenerife, la isla suma una oferta que supera las 50.000 camas.

Dentro de este gran abanico de hoteles en Tenerife, destacan joyas de la historia como elGrand Hotel Mencey, ubicado en el corazón de Santa Cruz y uno de los hoteles más emblemáticos de España que, a pesar de su renovación completa, aún conserva ese toque colonial que lo hace inimitable.

Iberostar Grand Hotel Mencey en Tenerife

Luego está la gran masa de hoteles de playa para familiashoteles para jóvenes y hoteles Solo Adultos que salpican toda la costa de Tenerife y conforman una oferta importante –aunque más homogénea- pensada para los que, sencillamente, quieren descansar y divertirse a orillas del mar.

Pero, para los que se planteen el viaje más allá, la isla es mucho más que sol, playa y cócteles tropicales: en Tenerife también se pueden encontrar hoteles innovadores que han sabido leer más allá y buscar un segmento de turistas que quiere vivir la experiencia no solo en el destino sino dentro del hotel.

Un ejemplo de esta tendencia –que se está trasladando ya a otros destinos turísticos de nuestro país- es el Sandos San Blas Nature Resort & Golf, un hotel en San Miguel de Abonaque ofrece la posibilidad de disfrutar de unas vacaciones colaborando con acciones que ayuden a conservar el medio ambiente. Aunque la cadena Sandos es mundialmente conocida por sus exclusivos resorts de playa en México, en España ha apostado por un concepto que da un paso más.

Tenerife cuenta con hoteles singulares también para niños: auténticos parques de atracciones diseñados especialmente para que los críos disfruten al máximo dejando a sus padres vivir una experiencia de relax. Uno de los que han sabido llevar la batuta en este sentido es el Sol Princesa Dácil, un hotel en la playa de Los Cristianos con una gran zona para niños multiaventura inspirada en la serie de dibujos animados Los Picapiedra.

Dentro del portfolio de Sol Hoteles en Tenerife destaca otro gran hotel singular, en este caso, un hotel con jardín botánico en Puerto de la Cruz. Un lugar hecho a medida de los que quierandescansar en plena naturaleza, a escasa distancia de los Lagos de Martiánez y del famoso parque zoológico Loro Parque.